Volver a todas las publicaciones

Soluciones más innovadoras de la «supply chain» se crea en Latinoamérica

Soluciones más innovadoras de la «supply chain» se crea en Latinoamérica

En una región con alto déficit de infraestructura, algunas startups han sabido darle la vuelta a la situación con Inteligencia Artificial y automatización enfocadas en mejorar los procesos logísticos.

La cadena de suministro está en llamas, y no solo por los cierres de los puertos chinos y las largas colas de barcos que se amontonan en los mares y océanos del mundo.

Lo cierto es que transportar mercancías de un punto a otro puede ser un proceso contaminante, sobre todo cuando intentamos alcanzar el máximo de emisiones para 2025 para no tener una catástrofe climática.

Al mismo tiempo, McKinsey ha señalado que es «casi imposible» predecir cuándo se normalizarán las cadenas de suministro. Las proyecciones involucran diversos factores como la demanda por contenedores impulsados por el gasto del consumidor final hasta la capacidad de las empresas para seguir almacenando existencias. También recomendaciones como buscar, a mediano plazo, que los transportistas busquen proveedores alternativos, así como estrategias de deslocalización y regionalización.

Aunque las economías desarrolladas deberían estar a la cabeza en este ámbito, las nuevas formas de reducir el CO2 y hacer la cadena de suministro más eficiente están viniendo de los países emergentes.

La pregunta que algunos emprendedores de Latinoamérica se han hecho es ¿qué se puede controlar dentro del proceso logístico? Y la respuesta ha sido un vuelco hacia la digitalización y el uso de AI en los diferentes procesos de la cadena de suministro.

La danza de la digitalización portuaria

Para Alfonso de los Ríos, cofundador y CEO de Nowports, el primer agente de carga digital de Latinoamérica, los distintos puertos de la región tienen el potencial para convertirse en líderes logísticos mundiales con la ayuda de tecnología en IA, automatización y digitalización de la cadena logística, que es uno de los puntos más fuertes que han llevado a la hoy scaleup a levantar $60 millones en una ronda Serie B liderada por Tiger y Softbank.

En las últimas semanas los contenedores se han estado amontonando afuera del puerto de Shanghái y ya se ha apreciado una baja en la productividad del 30%. Esto no es un panorama bueno para Latinoamérica (teniendo en cuenta la galopante inflación en camino), aunque al mismo tiempo, es un momento ideal para aplicar estrategias digitales para volver más eficiente la cadena de suministro.

Además de propiciar una eficiencia nunca antes vista en las operaciones portuarias, Nowports asegura tener la solución para resolver el problema de la manipulación de los precios comerciales, así como transparentar los procesos al automatizarlos y aplicar IA para supervisar y hacer cumplir los procesos de documentación de las operaciones portuarias.

A pesar del alto precio en las materias primas procedentes de la región, América Latina no la tiene fácil y toda ayuda, en un sector donde los márgenes son reducidos como el de la logística, será un aporte fundamental.

La primera prioridad de la última milla

La cadena de suministro no se reduce a las operaciones portuarias, sino que en los últimos tiempos la llamada última milla, es decir, la última parte del proceso en el que se entrega un pedido, ha ganado cada vez más mayor relevancia. La entrega de última milla se considera la parte más cara y que más tiempo consume del proceso de envío. Y los principales problemas son dos: los costes y las ineficiencias

Con la explosión del ecommerce en Latinoamérica, diversos emprendimientos han tenido que tomar cartas en el asunto ya que la región tiene un déficit de infraestructura en comparación otras partes del mundo.

El caso de SimpliRoute, una startup chilena de entrega de última milla, es curiosos e ilustrativo. Álvaro Echevarría, fundador y CEO de SimpliRoute, diseñó un software para ayudar a los bomberos chilenos a llegar a su destino de la manera más eficiente posible, como parte de su maestría. Tuvo tanto éxito que ahora esta startup chilena está optimizando el proceso de entrega de la última milla con enormes resultados, en términos de ganancias comerciales y beneficios medioambientales.

Por ejemplo, está reduciendo en un 34% las emisiones de CO2 en la cadena de suministro, además de una reducción del 10% en el uso de vehículos para la entrega (lo que permite reducir el uso de gas y los kilómetros recorridos). Además, están reduciendo los tiempos de entrega en un 80% y los costes logísticos en un 34%, a la vez que aumenta el rendimiento de cada envío en un 25%.

¿Cómo lo hacen exactamente? Por medio de inteligencia artificial realizan un cálculo con todas las variables de pedidos, destinos y rutas para lograr el recorrido más eficiente. SimpliRoute ya ha trabajado con Walmart en Latinoamérica y ahora planea ayudar a las empresas a optimizar sus entregas de última milla en Estados Unidos.

Es curioso que las soluciones más innovadoras para resolver la crisis en la cadena de suministro llegue de Latinoamérica, aunque otros opinan que es consecuencia de la avalancha de dinero del capital de riesgo que llegó a la región en los últimos dos años. Después de todo, parte del despegue en América Latina pasa por resolver los ya mencionados problemas de infraestructura con salidas creativas y, sobre todo, efectivas.

Información extraída de: America Retail.

Agregar tu comentario

© 2021 - Cadenas de Suministro Competitivas y Sostenibles

Estructurado diseñado y desarrollado por
Good, Comunicación para el Desarrollo Sostenible - www.isgood.com.co